Chía cura enfermedades digestivas

Las semillas de chía ( Salvia hispanica L.) son las semillas de una planta procedente de Centroamérica. Yacimientos demuestran que la chía fue cultivada en el Valle de México por las civilizaciones Teotihuacanas y Toltecas antes de que los Aztecas conquistaran esas tierras.  

CHIA + CAMU CAMU

CHIA + GUANÁBANA

CHIA + MANGO


 Actualmente las semillas de chía están cobrando mucha importancia en la alimentación porque son uno de los alimentos más ricos en omega 3. Para que se asimile correctamente el omega 3 que contienen, las semillas se tienen que moler o masticar.

 

Actualmente las semillas de chía están cobrando mucha importancia en la alimentación porque son uno de los alimentos más ricos en omega 3. Para que se asimile correctamente el omega 3 que contienen, las semillas se tienen que moler o masticar. 

 

Además la chía también es un buen suplemento de fibra, adecuado para reducir el colesterol y evitar el estreñimiento.

 

Las propiedades de la fibra que contiene la chía tienen diferentes aplicaciones en las dolencias que pueden afectar al aparato digestivo:

 

- Estreñimiento: La fibra al hidratarse forma un gel voluminoso, que presiona las paredes del tubo digestivo estimulando su peristaltismo (el movimiento de los intestinos), aumenta el bolo fecal y facilita la evacuación. La chía es un alimento ideal para ayudar a prevenir y tratar el estreñimiento y las hemorroides. ( 1-2 cucharaditas de semillas de chía molidas con 1 vaso de agua, 1-2 veces al día) 

 

- Diarrea: Infusionar las semillas produce que su fibra soluble quede diluida en el agua. Luego se cuela y se administra a los enfermos para ayudar a solidificar las heces y frenar la diarrea. ( Infusión de 1 cucharada de chía por taza. Se recomienda añadir hierbas para la diarrea)

 

- Mejorar la microbiota o flora intestinal: Su fibra es altamente fermentable por las bacterias del colon ejerciendo un efecto prebiótico. ( Tomar chía en la alimentación)

 

- Cáncer de colon: Aumentan el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento y por lo tanto la formación de sustancias tóxicas y putrefacciones que podrían perjudicar la salud, como las nitrosaminas. Este es uno de los motivos por los que se explica que una dieta rica en fibra reduce el riesgo de cáncer de colon. (Tomar chía ayuda a evitar el estreñimiento)

 

- Acidez de estómago: El gel formado por la chía captura jugos gástricos y ayuda a reducir la acidez estomacal.